lunes, 28 de octubre de 2013

El guardian entre el centeno


Siempre que cae en mis manos un libro de estos, en el que parece que si uno no lo ha leído, es un bicho raro, me pregunto que es lo que tiene y yo no he logrado entender. Tengo que decir, que me ha gustado mucho, que me he reído, me he identificado con el personaje en todas sus peripecias y que la ternura y a la vez la desnuda realidad que nos muestra es muy interesante, tratándose de la época que esta escrito y la mentalidad existente después de una guerra. Pero ya esta, "el icono de una generación", "uno de los mayores libros en la literatura de habla inglesa" etc......, un buen libro, para pasar unas horas muy agradables y con lo que tiene de positivo estar escrito en primera persona.

Puestos a buscar algo "entre lineas" es, la descripción que te hace de la sociedad existente cuando fue escrito el libro (1951), quizás lo que más me llamó la atención, es, la forma de vida de las familias de clases medias, de la que era miembro el protagonista y su posibilidad de disponer de todo alrededor siendo todavía prácticamente un niño, te da una imagen muy moderna de sus costumbres y nos damos cuenta, comparado con la nuestra en aquellos años, que nos sacaban un universo de distancia.

Un libro que, según todo el mundo, es obligado leer en algún momento de nuestra vida, que se lee muy fá
cil, es muy entretenido, y que te sientes identificado en muchas de las acciones del adolescente.

Mi puntuación es de 7 sobre 10