miércoles, 27 de noviembre de 2013

El héroe discreto (Mario Vargas Llosa) (ALFAGUARA)

Parece que, si un libro no nos cuenta historias fantásticas, muy sorprendentes, grandilocuentes, hoy en día no puede tener ningún éxito en cuanto a ventas o lecturas se refiere. De este, se puede decir que esta en el lado opuesto, son dos historias sencillas de gente corriente, aunque acomodadas, que tienen una vida ordenada y algo hará que cambien, pero sin sobresaltos, como si de algo natural se tratara y que tu fueras participe de ello. Con este libro me daba la impresión, como si tuviera que leer un poco todos los días a modo de terapia, para empezar o terminar bien el día, sin inquietudes. Se me hacia casi necesaria su lectura para volver a sentir lo que es leer una buena narración, una historia bien trenzada, sin imaginarnos situaciones insólitas o irreales, sino que todo esta allí y es lo que hay.

En definitiva me ha gustado mucho, he leído que no es de sus mejores obras, opino lo contrario, en las anteriores, siempre había grandes altibajos y en esta no, cumple con creces lo que siempre le pido a un libro, que te entretenga que pasen las horas y continúes leyendo, que tengas que dejarlo por que ya es tarde y no por que quieras hacerlo.


Quizá, por buscarle algún pero, creo que se recrea demasiado en las palabras o expresiones especificas de la zona que describe, sé, que tiene que ser así, y ademas uno agradece las singularidades en el vocabulario y las descripciones geográficas de esa parte del Perú, pero no atestarnos de ellas.

Un libro para los que les guste la buena literatura, por cierto en extinción, las narraciones sencillas pero muy amenas, y las formas y costumbres de unos hombres buenos.

Mi puntuación es de 8 sobre 10.
  

lunes, 18 de noviembre de 2013

Lo que encontré bajo el sofa

Toda persona se ha planteado alguna vez, hacer lo que la protagonista de esta historia hace, romper con su vida habitual y darle rienda suelta a sus instintos con todas sus consecuencias, pero, en muchas ocasiones nos frenamos por el riesgo que supone, se trate de algo efímero, y regresar a lo que tenías,
no sea posible; es, el camino sin retorno lo que nos detiene a la hora de no llevarlo a cabo; pues bien, aquí tenemos este relato bien construido, con sus remordimientos y su maltrecha conciencia, así como una narración paralela muy bonita.

Todo seria perfecto, sí, bajo mi punto de vista, el autor no se haya querido meter a cronista de la actualidad en que vivimos, nos habla de los recortes, la corrupción de los políticos, privatización de la sanidad, educación y creo que, aun estando de acuerdo con él, en un relato como este, de una intima relación, de un paso tan importante en la vida de una persona, nos inunda con comentarios de ese tipo que creo quedan fuera de lugar; si, precisamente uno lee libros de este tipo, de ficción, es para alejarse de todo esto pues hay otros para ello, y se ve mas como un panfleto, que como parte de la trama del libro.


Libro para los que sean perseverantes, pues en las cincuenta primeras paginas todavía no sabes muy bien de que se trata, le gusten esas pugnas internas entre la manera de actuar y de pensar, así como una visión triste de la vida cotidiana.

Mi puntuación es de 4 sobre 10.

domingo, 10 de noviembre de 2013

Los años de peregrinación del chico sin color

Los libros como este, te gustan o no, depende del estado de animo que te encuentres, si quieres que, mientras estas leyendo, tengas que imaginar lo que te sugiere mas allá de lo reflejado, o lo que de una manera subliminal te quiere decir, así como una historia inconclusa para imaginarte tú el desarrollo y finalización de la misma, este es tu libro; si por el contrario, te pilla en un momento en que quieres que te lo den todo hecho, sin estrujarte mucho la cabeza, te recomiendo otro.

Como yo estoy en esta segunda opción, la verdad es que no me ha gustado mucho, como siempre en este tipo de escritores, es de agradecer su técnica y las descripciones tan veraces que hacen, que con la "media historia", que cuenta, salva un poco el libro.

Un critico literario avezado, diría que es un canto a la amistad, al desengaño, a la desolación, que, es un alegato de la traición, que, los sueños son parte de nuestra realidad o que el transcurso de los años, pone a cada uno en su sitio, pero como yo
no lo soy, simplemente diré, que no me gusto y que no le pongo una nota mas baja, por que me cayó muy bien el protagonista.

Mi puntuación es de 4 sobre 10.

martes, 5 de noviembre de 2013

Y las montañas hablaron (Khaled Hosseini) (SALAMANDRA)


Me resulta muy difícil hacer el comentario de lo que me ha parecido este libro, pues, si bien, reconozco que esta perfectamente escrito, llegándote a identificar de tal manera con él, que sientes impotencia, igual que los protagonistas, para solucionar los problemas o mejorar sus condiciones de vida, también tengo que decir, se me hizo cuesta arriba terminarlo y es que, bajo mi punto de vista, le encuentro dos grandes problemas; el primero, que, en algunos momentos tarda mucho en contar la historia, se recrea en exceso con los detalles y resulta, que en otros, pasan demasiadas cosas en menos de tres paginas, es decir el ritmo no es homogéneo en los relatos que se describen y esto te acaba desconcertando un poco.

Otro defecto que le encontré, no se puede empezar a contar una historia nueva, de las muchas que se detallan a lo largo del libro, quizás demasiadas, cuando faltan para concluir, 60 paginas, a esas alturas del libro, después de haber leído mas del 80%, lo que quieres es que se vayan dilucidando todas las tramas pendientes,y  por lo tanto, en esta parte del libro se hace un poco pesada.

Como parte positiva a destacar, su neutralidad a la hora de tratar la forma de vida occidental y de oriente medio,estamos acostumbrados a que se refleje la superficialidad de una y la reflexiva, guardiana de sus costumbres de otra, y aquí no hay buenos ni malos, sino que nos dibuja sus particularidades, encontrando en ambos territorios sus bondades y sus miserias.


Tengo que decir, que, de este autor, no he leído sus dos anteriores libros (cometas en el cielo y mil soles esplendidos) , que según parece, son dos obras maestras, y es posible, sabiendo eso, me haya creado unas expectativas muy altas, no obstante, creo, que en esta clase de libros, donde la narrativa consiste en muchas historias convergentes, hay que tener mucho cuidado para que, durante su lectura, se mantenga el mismo grado de interés.

Un libro para los que le gusten la descripción de situaciones en profundidad, los contrastes según en que lugar residan sus personajes y les guste la buena escritura.

Mi puntuación es de 5 sobre 10.