lunes, 18 de noviembre de 2013

Lo que encontré bajo el sofa

Toda persona se ha planteado alguna vez, hacer lo que la protagonista de esta historia hace, romper con su vida habitual y darle rienda suelta a sus instintos con todas sus consecuencias, pero, en muchas ocasiones nos frenamos por el riesgo que supone, se trate de algo efímero, y regresar a lo que tenías,
no sea posible; es, el camino sin retorno lo que nos detiene a la hora de no llevarlo a cabo; pues bien, aquí tenemos este relato bien construido, con sus remordimientos y su maltrecha conciencia, así como una narración paralela muy bonita.

Todo seria perfecto, sí, bajo mi punto de vista, el autor no se haya querido meter a cronista de la actualidad en que vivimos, nos habla de los recortes, la corrupción de los políticos, privatización de la sanidad, educación y creo que, aun estando de acuerdo con él, en un relato como este, de una intima relación, de un paso tan importante en la vida de una persona, nos inunda con comentarios de ese tipo que creo quedan fuera de lugar; si, precisamente uno lee libros de este tipo, de ficción, es para alejarse de todo esto pues hay otros para ello, y se ve mas como un panfleto, que como parte de la trama del libro.


Libro para los que sean perseverantes, pues en las cincuenta primeras paginas todavía no sabes muy bien de que se trata, le gusten esas pugnas internas entre la manera de actuar y de pensar, así como una visión triste de la vida cotidiana.

Mi puntuación es de 4 sobre 10.