jueves, 14 de enero de 2016

Diamante Azul (Care Santos) (DESTINO)

Buena novela, pero con un baile de fechas tan intenso, que estás mas pendiente de averiguar a quien se refiere el siguiente capitulo, según la época que se trate, que a la narración en sí.

Con este libro hay que tener paciencia, y de eso adolecemos muchos lectores. En primer lugar porque la narración es lenta e inconexa hasta casi la mitad de la novela y en segundo, por lo dicho anteriormente, nos vuelve locos mandándonos de un periodo a otro a lo largo de todo el relato.

Con estas características y habiendo tenido la fuerza de voluntad de continuar pese a estas “adversidades” nos encontramos una historia interesante, quizás con mas detalles sobre los ascendientes de los que son necesarios, pero que nos descubren las vicisitudes de una saga familiar con una maldición a sus espaldas y nos muestra con bastante fidelidad las penurias de unos años en los que las clases sociales y los buenos modales estaban muy arraigados, el cambio de los pueblos por la ciudad en busca de una vida mejor era palpable y donde todo signo de modernidad era rechazada en algunos sectores de la población, como es el caso de la incipiente llegada del cinematógrafo.

Me intereso mucho el mundo de los tintes de la ropa en aquella época, no tenia ni idea de ello y hay que agradecer a la autora que se haya documentado tan bien para poder transmitírnoslo con todo lujo de detalles, incluso “interviniendo” en el libro el descubridor de algún color.

Por consiguiente, en mi opinión, una novela con altibajos, que esta bien escrita, el poco humor que tiene es inteligente, describe bien a la burguesía catalana y al final, creo que es lo mejor que se puede decir de un libro, da pena terminarlo.


Mi puntuación es de 6 sobre 10.