viernes, 26 de junio de 2015

La vida era eso (Carmen Amoraga) (DESTINO)

Para afrontar un libro como este, hay que estar preparado, hay que saber de que se trata y analizar muy bien la sinopsis, pues si te coge, como es mi caso, en una etapa de la vida en que lo último que quería leer es algo así, el resultado es, que no me gusto. Reconozco mi error.

La premisa principal a la hora de hacer el comentario de lo que me ha parecido un libro, es, si me ha entretenido, si estas deseando continuar leyendo en todo momento, y en este caso, al contrario, me costaba Dios y ayuda retomar su lectura, hay algunas veces que me gustaría renunciar a mi principio de no dejar ningún libro a medias.

No sale de un bucle, se recrea en la desgracia, no aporta ninguna trama, ni una resolución, es como si la escritora se hubiese sentado y lo hubiera escrito de un tirón, no digo que haya sido así, pues no le ha hecho falta hacer una labor de investigación, documentación, informarse de una materia determinada para crearlo, sino ir reflexionando sobre un tema y a raíz de esto, darle forma a los personajes, pues el trasfondo, el significado último que algunos le quieren atribuir, y que es lo primordial en los libros introspectivos como este, yo no lo he percibido.


En general, los libros que han sido galardonados con premios importantes, no me suele gustar ninguno, no sé los criterios que tienen a la hora de otorgarlos, pero casi siempre es así, y en este caso, aunque reconozco que esta bien escrito y que la autora conoce bien el oficio, no ha sido una excepción.

Mi puntuación es de 3 sobre 10